Los precios del petróleo anotaron este martes 13 de agosto su mayor alza en lo que va de 2019, después de que Estados Unidos dijo que retrasaría la imposición de aranceles de un 10% a algunos productos chinos, aplacando el temor a la guerra comercial que ha pesado sobre los mercados en los últimos meses.

Los bienes chinos incluyen computadoras portátiles y teléfonos móviles. Los aranceles iban a entrar en vigo el 1 de septiembre.

Los futuros del crudo referencial internacional Brent escalaron 2.73 dólares, o un 4.66%, a 61.30 dólares el barril. En tanto, los futuros del West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos subieron 2.17 dólares, o un 3.95%, a 57.10 dólares el barril.

Fue la mayor ganancia porcentual diaria para el Brent desde diciembre, cuando el contrato avanzó 7.9 por ciento. Tras caer el 7 de agosto a sus mínimos desde enero, el Brent ha sumado 9% y el WTI un 12 por ciento.

El Ministerio de Comercio de China dijo en un comunicado el martes que funcionarios de Washington y Pekín sostuvieron una conversación telefónica y acordaron realizarla nuevamente en dos semanas.

Antes del anuncio de Estados Unidos sobre el retraso en los aranceles, los futuros del Brent cotizaban alrededor de un 20% por debajo de sus máximos del 2019 alcanzados en abril.

Además de las noticias en el frente comercial, analistas dijeron que los precios del crudo fueron impulsados por expectativas de un declive en los inventarios en Estados Unidos la semana pasada y la expectativa de que Arabia Saudita mantendrá sus recortes a la producción.

Arabia Saudita, líder de facto de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), dijo la semana pasada que planea mantener sus exportaciones de crudo por debajo de los 7 millones de barriles por día (bpd) en agosto y septiembre para ayudar a reducir los inventarios globales.