El peso cerró la sesión con una depreciación de 2.20% o o 40.8 centavos, al cotizar en 18.93 pesos por dólar al mayoreo, nivel no visto desde inicios del mes de marzo pasado, de acuerdo con Banco Base.

Expuso que la depreciación del peso se debió a una combinación de factores internacionales y nacionales, ya que a nivel global, el dólar estadounidense logró acumular cinco sesiones consecutivas de ganancias.

Esto llevó a que dicha divisa ganara terreno frente a sus principales cruces, como el yen japonés, que perdió 0.98% mientras que el euro se depreció 0.65 por ciento.

En el ámbito local, la depreciación del peso se dio ante un aumento en la incertidumbre relacionada al proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y a las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo el próximo 1 de julio.

Refirió que Donald Trump retomó nuevamente una postura amenazante, luego de mencionar, a través de un tuit, que buscará condicionar la firma del nuevo acuerdo comercial a un aumento en el control migratorio entre la frontera común que comparte México con Estados Unidos.

Aunque las autoridades mexicanas descartaron incluir la petición de Trump como uno de los temas del acuerdo modernizado, los comentarios del presidente estadounidense podrían retrasar avances en el proceso de renegociación, expuso la institución financiera.

Aclaró que aunque en el corto plazo se prevé una resolución favorable en la renegociación del TLCAN, el tipo de cambio ya comenzó a reflejar la incertidumbre asociada con el proceso electoral de México, por lo que se anticipa un incremento en la volatilidad en el mercado cambiario durante los próximos meses, especialmente en mayo y junio.

En este marco, el dólar libre concluyó la sesión cambiaria hasta en 19.27 pesos, es decir, 35 centavos más respecto al cierre previo, y se adquirió en un precio mínimo de 17.70 pesos en bancos de la Ciudad de México.

La moneda cotizaba en 18.9345 por dólar, con una baja de un 2.24% o 41.45 centavos, frente a los 18.52 del precio de referencia de Reuters del viernes.

El peso se ubicó el lunes como la moneda más depreciada entre las 36 divisas más líquidas del mundo, por arriba del rand de Sudáfrica y el peso de Colombia.

"Hay una toma de utilidades entre las monedas emergentes luego de que registraran ganancias durante el primer trimestre del año", comentó a Reuters Juan Carlos Alderete, estratega de tipo de cambio en Banorte.

Banco BASE, por su parte, comentó en un reporte que la cotización del peso mexicano ha comenzado ya a reflejar la incertidumbre por las elecciones de julio, luego de que el domingo se realizara el primer debate presidencial.

En el mercado accionario, el referencial índice S&P/BMV IPC, cerró estable en 48,442.22 puntos, un avance de 0.02% con un volumen de 159.5 millones de títulos negociados.

Durante la sesión, el indicador alcanzó un máximo de 48,995.80 puntos.

Destacó la caída de 16.21% en las acciones de la aerolínea mexicana de bajo costo Volaris que extendieron las pérdidas del viernes tras reportar débiles resultados del primer trimestre.

En el mercado local de bonos, el rendimiento de los papeles a 10 años subió cinco puntos base a 7.55 por ciento, al igual que la tasa de 20 años a 7.73 por ciento.