El peso mexicano se apreció este viernes en un entorno de menor aversión al riesgo y en medio de repuntes en Wall Street, mientras que la bolsa local, que inició la jornada en terreno positivo, revirtió las ganancias y cerró en su nivel más bajo desde principios de julio.

En la jornada, el peso cotizaba en 18.866 por dólar a las 15:25 locales, con un avance de 0.6% u 11.30 centavos, frente a las 18.979 unidades del del jueves.

En operaciones tempranas, el peso llegó a apreciarse hasta las 18.842 unidades.

Sin embargo, la divisa registró una baja semanal de 0.2 por ciento.

El peso avanzó hoy por segunda sesión luego de que en la víspera fueron publicados datos de la inflación de Estados Unidos por debajo de las expectativas del mercado, lo que podría reducir presiones a la Reserva Federal en su política de incrementos de tasas de interés.

La moneda mexicana aún enfrenta riesgos de periodos de volatilidad.

CI Banco mencionó que aún están presentes los factores que provocaron en mayor medida las recientes caídas del peso, como los incrementos en los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense y la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Por su parte, el referencial índice accionario S&P/BMV IPC bajó un 0.24%, a 47,444.05 puntos, con un volumen de 156.5 millones de títulos negociados.

La plaza anotó un retroceso acumulado en la semana de 1.27 por ciento.

Los inversionistas están a la espera de reportes trimestrales la próxima semana tanto de empresas que cotizan en los mercados en Nueva York como en la plaza mexicana.