La moneda y la bolsa de valores de México descendían a media jornada, golpeados por un repunte de la aversión global al riesgo debido a la incertidumbre sobre la relación comercial entre Estados Unidos y China, que avivaba las apuestas por activos como el dólar.

Analistas también atribuían las preocupaciones de los inversores a la divulgación de cifras que mostraron que la creación de empleo en Estados Unidos subió menos de lo previsto en abril y la tasa de desocupación cayó a un mínimo de cerca de 17 años y medio.

En su tercera jornada consecutiva de pérdidas, el referencial índice bursátil S&P/BMV IPC retrocedía un 0.52% a 46,849.06 puntos, su menor nivel desde el 4 de abril.

La bolsa se encaminaba a cerrar su peor semana desde inicios de febrero, con una caída acumulada de alrededor de un 3.0 por ciento.

Las pérdidas eran encabezadas por las acciones del grupo financiero Banorte con un 1.51% menos a 112.01 pesos, seguidas por las del gigante minero Grupo México que restaban un 1.35% a 57.79 pesos.

La moneda cotizaba en 19.1700 por dólar, con una depreciación del 0.59% frente a las 19.0570 unidades del precio de referencia de Reuters del jueves.

El peso oscilaba en sus niveles más débiles desde mediados de enero y se perfilaba a acumular en la semana un descenso del 3.0 por ciento.

Analistas dijeron que la mira de los participantes estará puesta principalmente en la reunión de negociadores del TLCAN la próxima semana en Washington.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono a 10 años avanzaba tres puntos base a 7.57%, mientras que la tasa a 20 años subía seis, a 7.75 por ciento.