El peso mexicano registró una de las semanas más volátiles de los últimos años frente al dólar estadounidense, al observarse un diferencial entre el nivel máximo y mínimo de 1.0015 pesos, equivalente a un incremento de alrededor de 5.44%, debido a la fuerte caída del precio internacional del petróleo.

El tipo de cambio peso-dólar concluyó en 18.9185 pesos por dólar, en las operaciones interbancarias del viernes pasado, lo que con respecto a las últimas cotizaciones de la sesión previa (19.4025 pesos) resultó en una apreciación de 2.49%, esto es una recuperación de 48.4 centavos frente al dólar estadounidense.

Sin embargo, durante la semana, la moneda mexicana perdió 2.8%, es decir, una depreciación de 51.75 centavos, para regresar a sus cotizaciones por debajo de los 19 pesos por dólar.

Mayor aversión al riesgo

La pérdida de valor del peso mexicano estuvo ligada principalmente a una fuerte baja del precio internacional del petróleo y a una mayor aversión al riesgo de países emergentes, como fue el caso del mercado financiero de México.

El crudo referencial de Estados Unidos (WTI) alcanzó un mínimo de 12 años, al cotizar en 26.05 dólares por barril.

Aunque, en el último día de operaciones de la semana previa, el crudo estadounidense logró recuperarse tras experimentar una ganancia superior a 12%, para finalizar en un precio de alrededor de 29 dólares por barril.

El tipo de cambio peso-dólar, la semana pasada, encontró un precio de soporte en los 18.90 pesos por billete verde , por lo que de ser respetado, podría ser un inicio de partida para nuevas depreciaciones del peso hacia niveles por arriba de los 19.30 pesos por dólar.

El subdirector de Mercados Financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, comentó que el tipo de cambio seguirá operando dentro de un ambiente de fuertes movimientos volátiles, con la perspectiva de mantener cotizaciones cercanas a los 19 pesos.

El especialista mencionó que hacia adelante los principales factores que seguirán debilitando a la divisa mexicana son los bajos precios del petróleo, el tema de política monetaria de EU, el cambio del proceso estructural y la volatilidad de las monedas de los países emergentes.

El analista de Banco Santander dijo que también habría que agregar, como comentó el Banco de México (Banxico), la recesión en Brasil, la cual podría incidir en una mayor volatilidad y presión sobre las monedas de emergentes de la región, como un efecto de contagio.

Dólar se deprecia frente al yen y otras monedas

El dólar subió el viernes, tras un dato que mostró que el gasto del consumidor estadounidense cobró impulso en enero, lo que respalda la posibilidad de que la Reserva Federal eleve las tasas de interés este año.

El robusto dato impulsó al dólar contra el yen, que había sido el gran ganador, por los temores sobre el crecimiento global que han dominado a los mercados en lo que va del año.

El dólar había caído a un mínimo de 15 meses contra el yen, y sufrió su mayor desplome semanal frente a esa moneda desde el 2008, tras su retroceso en los cuatro primeros días de la semana.

El viernes, el dólar se apreció 0.75%, a 113.26 yenes. Pese al alza, cayó más de 3% frente a la moneda japonesa en la semana, la segunda continua en la que se devalúa más de 3% frente al yen.

Esperamos que el dólar se debilite algo en el corto plazo, antes de volver a fortalecerse a mediano o largo plazo , dijo Eric Viloria, especialista de monedas en Wells Fargo en Nueva York.

Los sólidos datos de la economía estadounidense, el viernes, respaldaron afirmaciones de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, y del jefe de la Fed de Nueva York, William Dudley, que esta semana sugirieron que la Fed no ha cambiado su pensamiento sobre el programa de alza de tasas que comenzó en diciembre.

En las últimas operaciones, el euro caía 0.6% frente al dólar, a 1.1250 dólares por unidad.

En tanto, el índice dólar, que mide al billete verde contra una canasta de seis monedas importantes, tocó un pico de sesión, a 96.215 tras la publicación del dato en Estados Unidos. Más tarde subía 0.4%, a 95.972. (Reuters)

[email protected]