El peso se depreció y anotó su peor caída diaria en casi un mes luego de que el banco central aumentó sorpresivamente la probabilidad de una baja en su tasa clave de interés.

La moneda cerró en 12.6640 a la compra y 12.6660 por dólar a la venta, con una depreciación de 0.81% o 10.20 centavos, frente a los 12.5640 pesos del precio referencial del jueves. Se trata de su peor sesión desde el 21 de diciembre, cuando se depreció 1.47 por ciento.

"La forma en que impacta a la moneda es que la debilita ya que si el corte (de la tasa clave) se materializa, baja el 'carry' (acarreo) de la moneda", explicó Ezequiel Aguirre, estratega de Bank of America-Merrill Lynch en Nueva York.

Banco de México mantuvo la tasa de interés clave en 4.5%, como esperaba el mercado, pero dijo que podría ser aconsejable bajarla para impulsar a la economía una vez que la inflación ha cedido.

Una mayor presión vendedora podría vencer el extremo más débil de la actual banda de operación de la moneda, ubicado entre 12.68 y 12.70 por dólar, en momentos en que muchos participantes ya consideran adecuado tomar las ganancias de una escalada de más de 2% en lo que va del año.

En tanto, la curva de rendimientos de la deuda local caía de manera generalizada tras el comunicado de política monetaria.

El rendimiento del bono a 3 años bajaba 0.11 puntos a 4.70%, mientras que la tasa del referencial bono diciembre 2024 operaba en 5.27%, 0.13 puntos abajo que su cierre previo.

"El impacto en tasas en la curva es más en la parte corta, que es más determinada por política monetaria, (...) esperamos que las tasas cortas bajen", agregó Aguirre.

ros con información de Reuters