El peso mexicano tendría su mejor nivel en este segundo trimestre, sobre todo en abril y mayo, donde podría alcanzar cotizaciones cercanas a los 18.30 pesos por dólar, derivado de la mayor entrada de flujos de inversión extranjera de cartera.

El ingreso de capitales foráneos al mercado de dinero mexicano marcó niveles máximos históricos el 27 de marzo de este año, llegando a 2.241 billones de pesos de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

Con respecto a la cifra del cierre del 2016 de 2.105 billones de pesos, implicó una entrada de 136,226 millones de pesos (7,219 millones de dólares).

La divisa mexicana también se ha apreciado por el ingreso de flujos al mercado de renta variable. Al cierre de febrero (último dato disponible), reporta una entrada de 2,000 millones de dólares.

Menor volatilidad

En el segundo trimestre del año, el tipo de cambio peso-dólar mostraría un bajo nivel de volatilidad, quizá el más bajo de los últimos dos años, con un promedio en las operaciones de alrededor de 18.70 pesos por dólar, un precio mínimo de 18.30 pesos por billete verde y una cotización máxima de 18.90 pesos por dólar.

Hacia el cierre de las operaciones el tipo de cambio terminó en 18.7050 pesos por billete verde en negociaciones al mayoreo que, comparado con las últimas transacciones de la sesión anterior de 18.8295 pesos por dólar, implicó una recuperación frente al dólar de 0.66%, esto es, una apreciación de 12.45 centavos.

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, comentó que en términos generales durante el segundo trimestre del año, la divisa mexicana no sufrirá grandes alteraciones con el pronóstico de una recuperación sobre todo este mes.

En ese sentido, el especialista explicó que el que el tipo de cambio alcance un mejor nivel, dependería del pronóstico de una mayor entrada de flujos foráneos a México, combinado con un incremento en el precio internacional del petróleo, que podría llegar a 54 dólares por barril.

El tipo de cambio peso-dólar podría llegar a los niveles de 18.30 pesos por dólar, sobre todo si llegar a romper el precio de soporte de los 18.50 pesos , abundó James Salazar.

Quedan riesgos

Sin embargo, el analista de CIBanco advirtió que aún existen algunos riesgos para la moneda mexicana, como es el caso de una posible baja en la calificación de la deuda soberana de México, que en cualquier momento podría llevarla a cabo alguna de las calificadoras.

Por su parte, la analista de mercado de cambios de Banco BX+, Mariana Ramírez destacó que para la paridad peso-dólar aún ve riesgos para el segundo trimestre de este año, derivados básicamente factores externos, principalmente de Estados Unidos y Francia.

La especialista sostuvo que los inversionistas podrían ponerse nerviosos si existen noticias relacionadas con el TLC y la reforma fiscal. Además, de que comience a repuntar en las elecciones de Francia la candidata Marie Le Pen.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx