El peso sufrió su peor caída porcentual en el año, depreciándose 1.02% frente al dólar, equivalente a una pérdida de 14.90 centavos y cerró en 14.7295 pesos por dólar, según la información de Banco de México.

La moneda de México se depreció el miércoles por una nueva caída en los precios del petróleo y una mayor demanda de dólares antes de que la Reserva Federal de Estados Unidos dé a conocer más tarde su primer comunicado de política monetaria del año.

El anuncio de política monetaria de Estados Unidos de mantener sin cambios su tasa de interés, definiría la tendencia del peso mexicano durante las primeras semanas de febrero, según analistas.

El mercado apuesta a que el banco central estadounidense será paciente para elevar sus tasas, siguiendo de cerca la evolución del mercado laboral y la inflación.

A la par de la caída del petróleo después de que un reporte mostró que los inventarios de Estados Unidos alcanzaron su mayor nivel en dos décadas, fueron divulgados desalentadores pronósticos para los precios del crudo.

En el mercado de deuda, el rendimiento local a 10 años bajaba tres puntos base a 5.25 por ciento, mientras que el de 30 años operaba estable a 5.89 por ciento.

Los mercados también estaban atentos a un mensaje a la prensa que dará más tarde el miércoles el secretario de Hacienda de México, en medio de versiones de prensa de que podría anunciar un recorte al gasto por el desplome de los precios del crudo, y al aviso de política monetaria local el jueves.

con información de Reuters

frm