En operaciones electrónicas, a las 6 de la tarde de este jueves, la paridad peso-dólar cotizó en 19.2485 pesos por dólar, con respecto al cierre de la sesión previa (19.2385 pesos), resultó una ligera depreciación de 0.05 por ciento.

Hacia el cierre de las operaciones de hoy, el tipo de cambio concluyó en un precio de 19.2385 pesos en operaciones interbancarias, frente a las últimas transacciones de la jornada anterior (19.5590 pesos), representó una revaluación de 1.64%, equivalente a una ganancia de 32.01 centavos.

La moneda mexicana no fue la excepción, existieron otras divisas sobre todo de países emergentes que mostraron avances importantes frente al dólar estadounidense, como los casos del rand ruso con 2.22%, el rand sudafricano con 1.97%, el peso colombiano con 1.43% y real brasileño con 1.30 por ciento.

Las divisas fuertes también siguieron ese mismo comportamiento, principalmente la moneda europea que experimentó una apreciación de 0.62%, el dólar canadiense que avanzó 0.66% y el yen japonés que se revaluó 0.32 por ciento.

La recuperación de la moneda mexicana se explicó ante la percepción de los participantes del mercado de que la Reserva Federal (Fed) difícilmente tomaría la decisión de llevar una política agresiva de alza de tasas en este año, tras los aumentos recientes de los precios del petróleo.

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos dio a conocer la cifra de inflación correspondiente a abril, donde registró un aumento de 2.5%, nivel que se encuentra en línea con las expectativas de la mayoría de los analistas del mercado, por lo que no ven presiones en la tasa de interés.

El peso también reaccionó positivamente ante las declaraciones realizadas por el secretario de economía de México, Idelfonso Guajardo con relación a que entre este jueves y viernes, se sabrá si cuenta con lo necesario para dar una solución al TLCAN en el corto plazo.

abr