El peso mexicano avanzaba este martes 0.23% en una jornada de tibio apetito por riesgo, avalado por una sólida cifra de exportaciones de China que, sin embargo, no bastaba para extender las compras más allá de un rango acotado.

La moneda ganaba 2.71 centavos, a 11.6014 por dólar.

"El día está muy gris, el peso está ganando terreno pero muy ligeramente, nada espectacular. El rango está de 11.5850 a 11.6150-11.62, las otras resistencias se ven un poco lejos para este tipo de jornada", dijo Ramón Córdova, operador de la casa de bolsa Base en la ciudad norteña de Monterrey.

Expertos indicaron que la cuota de cautela obedecía a la incertidumbre sobre algún acuerdo para dar ayuda adicional a la endeudada Grecia. Con todo, la posibilidad de que el peso vaya en busca de nuevos máximos de más de dos año y medio, por debajo de 11.50 por dólar, seguía vigente, dijeron operadores.