El peso mexicano se apreció el martes 0.64% , según el precio final del Banco central, apoyado en una caída menor a la esperada en la venta de casas usadas en Estados Unidos en mayo, y a la expectativa de que Atenas supere barreras políticas para recibir ayuda financiera.

La moneda local avanzó 7.65 centavos, a 11.8000 unidades por dólar.

En el inicio de la jornada el tipo de cambio pareció querer abrir un camino de regreso a menos de 11.80 unidades por dólar, aunque especialistas no descartaban nuevas recaídas.

Un revés del gabinete de Papandreou podría forzar un regreso a niveles cercanos a 12 unidades por dólar. Sin embargo, especialistas coinciden en que el peso ya ha asimilado un escenario pesimista, al depreciarse más de 2% en las dos últimas semanas.

"Creo que va a seguir la tensión (...) Si Grecia se declara en cesación de pagos va a jalar a varias economías que están conectadas por el tema de quién le prestó a quien", agregó Elizalde.

Especialistas ven el nivel de 11.76-11.77 pesos por billete verde como un objetivo de corto plazo para el tipo de cambio, nivel que la moneda local no visita desde la segunda semana de junio. El promedio móvil de los últimos 20 días se encuentra alrededor de 11.76 pesos por dólar.