Los problemas en Grecia podrían llevar a la paridad peso-dólar por arriba del promedio de 12 pesos, por lo que el próximo 3 de julio será decisivo para el comportamiento de las divisas, advirtió el Grupo Financiero Monex.

En conferencia, el subdirector de Economía y Tasas de la institución, Eduardo Avila, comentó que durante una muy buena parte de este año el tipo de cambio se mantuvo indiferente a los problemas geopolíticos de Medio Oriente, a las consecuencias del terremoto en Japón, e incluso a ciertos periodos del problema en Grecia ya que seguía apreciándose.

De hecho, de enero a mayo de este año el tipo de cambio se ha apreciado 10%, señaló.

No obstante, en las últimas semanas la reducción de la calificación de Grecia, casi a default, y un deterioro en los indicadores económicos de Estados Unidos, llevó a que el tipo de cambio se ubique apenas debajo de los 12.00 pesos.

Sin embargo, respecto a los primeros tres meses del año pasado el país está más expuesto por lo que si hay noticias negativas en Grecia es muy probable que el tipo de cambio rompa los 12.00 pesos.

En este sentido, detalló, si llega a niveles de 12.25 pesos por dólar, reflejará una situación mala pero contenida por los apoyos de organismos como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo.

Si rebasa ese nivel ya se habla de un problema más fuerte y tardaría más tiempo para que la paridad regrese a niveles por debajo de los 12 pesos, y esto por un efecto dominó en donde pudiera darse la caída de Grecia, Irlanda y Portugal, advirtió.

Explicó que el año pasado con la entrada de México al Indice de bonos de Citigroup, hubo importante entrada de dólares al país, y ejemplo de ello es que de 2000 a 2005 llegaron flujos por 4,000 millones de dólares y en 2010 la cifra subió a 40,000 millones de dólares.

Así que la participación en dicho Indice explicó la entrada de inversión externa al mercado de deuda; ahora la tenencia de Certificados de Tesorería en manos de extranjeros subió de tres por ciento a 30 por ciento, comentó.

En este sentido, dijo, la concentración de Cetes en manos extranjeras podría ser un riesgo, ya que de subirse la tasa de referencia en Estados Unidos y en México se haga a menor velocidad o no se aumente provocará un abandono de los bonos mexicanos y con ello que el tipo de cambio escale a 12.50 pesos.

No obstante, Monex prevé que el tipo de cambio registre una cotización promedio en el año de 11.92 pesos por dólar y al término de 2011 se ubique en 11.90 pesos por dólar.

apr