Una vez sentadas las bases de un escenario positivo registrado durante los primeros seis meses de este 2017, el peso mexicano podría comenzar el segundo semestre con una mayor recuperación, con el pronóstico de llegar hasta un precio de 17.50 pesos por dólar.

El analista económico de CIBanco, James Salazar, comentó que el tipo de cambio seguirá relativamente fuerte en los próximos meses, explicado por el optimismo que existe de que se llegará a un buen arreglo en lo que resepecta al Tratado de Libre Comercio de América del Norte que comenzará en agosto.

El especialista agregó que con la política de alza de tasas del Banco de México (Banxico), se generará una mayor entrada de divisas, dado los altos rendimientos que ofrecen los papeles mexicanos e inclusive pagar hasta 500 puntos por arriba de los de Estados Unidos.

Sin embargo, Salazar advirtió que podrían observarse algunos movimientos volátiles, derivados fundamentalmente por la incertidumbre que habría sobre la evolución de la política monetaria de la Reserva Federal, donde existir un nuevo incremento en su tasa de interés, las cotizaciones llegarían hasta los 19 pesos por dólar.

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller, destacó que el peso mexicano tendrá un comportamiento positivo durante el segundo tramo de este año, bajo la perspectiva de que, una vez que lleguen las cotizaciones a 17.50 pesos y éstas sean superadas, el siguiente precio objetivo sería 17 pesos por billete verde. En el primer semestre, el peso tuvo un comportamiento positivo al registrar una apreciación de 12.40%, equivalente a una revaluación de 2.56 pesos.