El peso se apreciaba la mañana de este miércoles en un entorno de cautela antes de que la Reserva Federal de Estados Unidos probablemente decida aumentar las tasas de interés en su anuncio de política monetaria más tarde en el día.

La moneda mexicana cotizaba en 20.6315 unidades por dólar, con una ganancia del 0.44%, ó 9.20 centavos, frente al 20.7235 pesos por billete verde de precio de referencia de Reuters del lunes. Horas antes se depreció hasta los 20.75, su nivel más débil desde principios de febrero de 2017.

El peso ha perdido un 4.8% frente al dólar en lo que va del año en medio de la incertidumbre sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las elecciones presidenciales del próximo 1 julio en México.

El dólar inició la sesión con una pérdida marginal, se vende hasta en 21.06 pesos, un centavo menos que en el cierre previo, y se compra en un precio mínimo de 19.50 pesos en bancos de la Ciudad de México.

Para Banco BASE, el peso arrancó la sesión con una apreciación moderada luego de alcanzar durante las operaciones overnight un máximo en el año de 20.7551 pesos, nivel no visto desde febrero 2017. Expuso que en el mercado cambiario, los principales cruces del dólar muestran un desempeño mixto, a la espera del anuncio de política monetaria de la Fed.

BASE señaló que existe una alta probabilidad de que la Fed decida subir su tasa de interés en 25 puntos base, por lo que los participantes del mercado centrarán su atención en las perspectivas sobre el futuro de la política monetaria y las proyecciones de crecimiento e inflación de Estados Unidos. Apuntó que el mercado estará atento a la decisión, debido al repunte observado en la inflación estadounidense de 2.1% en enero a 2.8% en mayo, y es posible que los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) consideren subir su tasa de interés cuatro ocasiones al año, en vez de tres.

Destacó la decisión de la política monetaria y de los comentarios del presidente de la Fed, Jerome Powell, podrían provocar un incremento en la volatilidad del tipo de cambio durante la tarde.

Por otra parte, dijo que en México el tipo de cambio no se vio afectado tras el tercer y último debate presidencial, aunque no se descarta la posibilidad de que el tipo de cambio observe presiones adicionales al alza en los días previos al 1 de julio.

Durante la sesión, se espera que el tipo de cambio cotice entre 20.55 y 20.80 pesos por dólar en cotizaciones interbancarias a la venta.

erp