El peso concluyó las operaciones del miércoles con una apreciación marginal de 0.16% con respecto al cierre del martes, y se cotizó en 18.5475 pesos por dólar.

De acuerdo con analistas de Banco Base, el tipo de cambio se mantuvo estable desde la mañana, a pesar de que en Estados Unidos fue revisada al alza la estimación de crecimiento correspondiente al tercer trimestre a una tasa anualizada de 3.3 por ciento.

Asimismo, la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, destacó ante el Comité Económico del Congreso que espera que las tasas de interés continúen subiendo de manera gradual.

La institución financiera explicó que la estabilidad del peso frente a estos eventos se debe a que el mercado ya descontó un incremento a la tasa de fondos federales el 13 de diciembre.

Sin embargo, a mediano y largo plazos, los participantes del mercado podrían comenzar a prestar más atención a las opiniones de Jerome Powell, quien está nominado para ser el siguiente presidente de la Fed.

A pesar de que la cotización de la moneda mexicana cerró con pocos cambios, la mayoría de los principales cruces sí concluyó con un retroceso frente al dólar, como resultado de los buenos datos económicos para Estados Unidos y las opiniones de corte restrictivo de Janet Yellen.