La divisa mexicana se aprecia el martes 1.27%, en medio de una ola global de apetito por riesgo que impulsaba a las monedas y acciones emergentes, y por un rebote técnico tras las fuertes ventas de la semana pasada.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso avanzaba 16.63 centavos a 12.9287 pesos por dólar.

Los mercados del mundo subían el martes entre menores preocupaciones por la situación financiera en Europa, tras una exitosa emisión de bonos españoles y comentarios del banco central del bloque sobre la salud de los bancos franceses.

El buen ánimo también era respaldado por las buenas perspectivas del banco central de Australia para la economía global.

"Tras un fin de semana sin sobresaltos (...) se considera un buen nivel para entrar en mercados emergentes y a México en particular, por todo el nivel de sobreventa que vimos en las últimas semanas y pues por apetito a nivel global por tomar riesgo", comentó Ramsés Villela, jefe de cambios de Bulltick Capital Markets.

Tras un lunes con pocas operaciones, debido al cierre de los mercados estadounidenses por el feriado del Día de la Independencia, los inversores retomaban sus apuestas por el peso mexicano luego de que la semana pasada redujeran sus posiciones por la cautela previa al fin de semana.

Los mercados de México se vieron alterados la semana pasada por la combinación de cifras poco alentadoras en Estados Unidos y el asesinato de un candidato a gobernador del mayor partido de oposición del país, sólo días antes de las elecciones del domingo pasado en más de una decena de estados.

"Pasaron las elecciones sin nada que pudiera cambiar el panorama de lo que está pasando en México", agregó Villela.

La moneda mexicana recuperaba terreno después de haber tocado en la víspera su peor nivel desde el 25 de mayo y tras debilitarse más de 4% frente al dólar en tan sólo dos semanas.