El peso caía el viernes con fuerza después de la publicación de sólidos datos de empleo en Estados Unidos que alentaron a especulaciones de que la Reserva Federal adelantaría el alza de sus tasas de interés.

La moneda mexicana llegó a cotizar en los 14.4525 por dólar, con un retroceso del 2.10%, ó 29.70 centavos, frente a los 14.1555 pesos del precio referencial de Reuters del jueves.

Se trata de su caída intradiaria más pronunciada desde el 21 de agosto de 2013, mientras durante varios días ha operado en sus niveles más bajos en 30 meses.

frm