La divisa mexicana se depreció el viernes 1.25%, según el precio final del Banco de México, por la búsqueda de activos más seguros ante temores de que la crisis de la zona euro se esté extendiendo hasta Hungría, y tras un débil reporte laboral en Estados Unidos.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso perdió 16.00 centavos a 12.9640/12.9680 por dólar.

La moneda osciló entre 12.8050 y 12.9850 pesos por dólar.

El euro cayó por debajo de 1.20 dólares, su peor nivel en más de cuatro años, en medio de serias preocupaciones sobre las finanzas públicas de Hungría.

El portavoz del primer ministro de Hungría afirmó el viernes que un funcionario de ese país no estaba exagerando cuando dijo el jueves que la nación europea tenía sólo una pequeña posibilidad de evitar una crisis de deuda al estilo de Grecia.

Autoridades financieras de los países del Grupo de los 20 reunidas en Corea del Sur expresaron también sus temores a que los problemas financieros y bancarios de la zona euro puedan retrasar la recuperación económica global.

En tanto, los empleadores privados de Estados Unidos contrataron menos trabajadores de lo esperado en mayo, en un traspié para la recuperación del mercado laboral, aunque la contratación temporaria para el censo llevó a que las nóminas en general crecieran a su mayor ritmo en 10 años.

El índice dólar, que mide su desempeño frente a seis divisas referenciales, avanzaba 1.15% impulsado por la búsqueda de refugio seguro contra la incertidumbre financiera.