La divisa mexicana cerró estable el jueves, según el precio final del banco central, después de que datos económicos más débiles de lo esperado en Estados Unidos borraron el optimismo y las ganancias generados por una exitosa subasta de bonos españoles.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso perdió 0.10% a 12.5856/12.5891 por dólar.

La moneda osciló entre 12.5583 y 12.6240 pesos por dólar.

Un índice sobre la actividad industrial en la zona norte de la costa este de Estados Unidos cayó en junio a 8.0 puntos, por debajo de los 20.9 puntos que esperaba el mercado, según mostró el jueves un informe.

"El dato preocupa sobre todo por la diferencia con lo que se esperaba", comentó Enrique Trejo, jefe de cambios del grupo financiero Ixe.

Previamente, un reporte mostró que el número de estadounidenses que pidió subsidio por desempleo subió la semana pasada, mientras que los precios al consumidor sufrieron su mayor caída en un año y medio en mayo.

Horas antes, la moneda local llegó a apreciarse 0.50% siguiendo el repunte del euro, que tocó un máximo de tres semanas frente al dólar.

El buen desempeño de la moneda única obedecía a que los temores respecto a las finanzas españolas fueron despejados por una positiva subasta de bonos, lo que motivó operaciones para frenar pérdidas en posiciones cortas en euros.

"Esta noticia de España de alguna forma les da certidumbre (...) el pensar que en el corto plazo si meten dinero a mercados emergentes, el día de mañana no va haber una volatilidad que se los coma", comentó Juan Carlos López, director de operaciones de la casa de bolsa Intercam.

No obstante, operadores explicaron que mucho de la apatía y escaso movimiento del mercado local respondió a la atención generada por el partido en que la selección mexicana venció a su similar de Francia en el Mundial de fútbol.

En su valor 24 horas, el peso perdió 1.21 centavos a 12.5836/12.5856 por dólar, mientras que en su valor mismo día perdió 0.52 centavos a 12.5895/12.5915 por billete verde.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operó en 12.38 por dólar a la compra y 12.78 por dólar a la venta.