La divisa mexicana profundizaba su depreciación el viernes a 1.33% ante crecientes temores a que la crisis de deuda de la zona euro se esté expandiendo hasta Hungría y tras un decepcionante reporte sobre el mercado laboral en Estados Unidos.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso retrocedía 16.98 centavos a 12.9778 pesos por dólar.

En tanto, el euro caía por debajo de 1.20 dólares, su peor nivel en más de cuatro años, en medio de serias preocupaciones sobre las finanzas públicas de Hungría.

El portavoz del primer ministro de Hungría afirmó el viernes que un funcionario de ese país no estaba exagerando cuando dijo el jueves que Hungría tenía sólo una pequeña posibilidad de evitar una crisis de deuda al estilo de Grecia.

"Tal vez Hungría no sea del bloque euro pero sí les afecta como región, quizás no tan gravemente como con Grecia pero sí crea ruido de que empiecen a salir más países con los mismos problemas. Lo de Europa definitivamente no está arreglado", dijo Juan Carlos López, director de operaciones de Intercam.

Autoridades financieras de los países del Grupo de los 20 reunidas en Corea del Sur expresaron también sus temores a que los problemas financieros y bancarios de la zona euro puedan retrasar la recuperación económica global.

En tanto, los empleadores privados de Estados Unidos contrataron menos trabajadores de lo esperado en mayo, en un traspié para la recuperación del mercado laboral, aunque la contratación temporaria para el censo llevó a que las nóminas en general crecieran a su mayor ritmo en 10 años.

"La gente estaba esperando un repunte más real en el empleo, pero no sucedió (...) y esto se suma a los temores a una recesión en dos tiempos, debido a los problemas de la banca en Europa", opinó Roberto Melzi, estratega de Barclays Capital en Nueva York.

El índice dólar, que mide su desempeño frente a seis divisas referenciales, avanzaba un 0.97% impulsado por la búsqueda de refugio seguro contra la incertidumbre financiera.