La divisa mexicana se deprecia el miércoles 0.88%, a sus peores niveles en casi un mes, luego de que la agencia Standard & Poor's redujo la calificación soberana de España, acelerando la aversión global al riesgo.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso perdía 10.89 centavos a 12.4279 por dólar.

La agencia Standard & Poor's recortó su calificación de la deuda soberana de España en un escalón a "AA", desde "AA+", con panorama "negativo", debido a un periodo de débil crecimiento económico más prolongado que lo esperado previamente.

La noticia atizaba el temor de los inversionistas de que la crisis de deuda de Grecia pudiera extenderse a más países de la zona euro.

"Hoy o mañana, Irlanda puede ser el siguiente (...) toda esta volatilidad se debe a la falta de resolución de parte de las autoridades para determinar qué hacer", dijo Bertrand Delgado, economista para América Latina de Roubini Global Economics en Nueva York.

Más temprano, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo dijeron que esperan cerrar pronto las negociaciones con Grecia para entregarle al país heleno un paquete de ayuda financiera que le ayude a pagar sus deudas.

Sin embargo, el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, evitó comentar sobre un posible aumento del monto del rescate a 120,000 millones de euros en un plazo de tres años, una noticia que había generado optimismo en los mercados.

La noticia del posible incremento de la ayuda, que fue hecha pública por un parlamentario verde alemán, disparó inicialmente el optimismo de los jugadores del mercado, que llevaron al peso a ganar hasta 0.75%, a 12.28 unidades por dólar.

En la víspera, la moneda mexicana registró su peor cierre en más de seis meses, con una caída del 1.81 por ciento producto de una escalada de aversión al riesgo luego de que la agencia Standard & Poor's rebajó en varios escalones las calificaciones soberanas de Grecia y Portugal.

No obstante, algunos analistas dijeron que las noticias de Europa serían sólo un episodio de volatilidad y que tanto México como el resto de la región recuperarán la fortaleza de sus activos en base a sus buenos fundamentos económicos.

"Es aversión al riesgo, una vez que baje, regresan los fundamentales y debería regresar la apreciación del tipo de cambio hacia niveles de 12.20 o 12.15", opinó Jaime Aguilera, director de estrategia bursátil de HSBC.