El peso se depreció este miércoles tras alzas recientes y elevadas apuestas a su favor.

La moneda cerró en 12.6778 a la compra y 12.6788 por dólar a la venta, con una depreciación de 0.25% o 3.15 centavos, frente a las 12.6473 unidades del precio referencial del martes.

Tras alcanzar la semana pasada su mejor nivel desde marzo, la divisa mexicana muestra una clara tendencia de consolidación, con inversionistas altamente posicionados a su favor en el mercado de Chicago, lo que frena su potencial de ganancias.

Tienes una posición muy cargada, entonces es poco probable que se aprecie a partir de estos niveles sin noticias, más bien creo que estamos expuestos para irnos al otro lado (una depreciación)", dijo Benito Berber, estratega de Nomura Securities en Nueva York.

El aumento de la probabilidad de que el banco central local decida recortar su tasa clave en el futuro próximo y los constantes flujos de capital hacia el mercado de deuda local actuaban como fuerzas opuestas, que mantenían a la moneda en sus niveles actuales.

Para Berber, el rango vigente en el corto plazo para el peso va de 12.58 a 12.72 unidades por dólar, con potencial para un mayor deterioro a 12.90 por dólar en caso de noticias negativas por el debate presupuestario en Estados Unidos o algún otro evento de riesgo en los mercados externos.

ros con información de Reuters