El peso se depreciaba levemente la mañana de este viernes ante un rebote del dólar tras conocerse datos económicos en Estados Unidos, aunque perfilaba a cerrar la semana con alza en su paridad cambiaria con el dólar apoyada por expectativas de que Washington y Pekín iniciarán nuevas negociaciones comerciales.

La moneda mexicana cotizaba en 18.8665 unidades por dólar, con una baja de 0.19%, o 3.65 centavos, frente a los 18.83 pesos por billete verde del precio de referencia de Reuters del jueves.

El peso cambió de tendencia después de la publicación de los datos economicos sobre importaciones y ventas minoristas en Estados Unidos. Más temprano llegó a apreciarse hasta las 18.77 unidades.

El peso mantuvo su racha ganadora frente al dólar la sesión del jueves, ligando seis días consecutivos de apreciación, acumulando un avance de 2.88%, equivalente a una revaluación de 55.80 centavos.

El tipo de cambio finalizó operaciones la jornada del jueves en niveles de 18.8295 pesos por dólar en negociaciones interbancarias a la venta, una apreciación de 1.05%, o 20 centavos frente al dólar.

La recuperación del peso se explicó en parte por el efecto positivo que se presentó en las divisas de mercados emergentes, luego de que el Banco Central de Turquía subió su tasa de interés en 625 puntos base, para ubicarla en 24 por ciento. El peso también reaccionó positivamente ante la decisión del Banco Central Europeo de no incrementar su tasa de interés, además de mantener su plan de concluir el programa de compra de bonos en diciembre y subir sus réditos a finales del 2019.

(Con información de Reuters)