El peso se depreció este jueves en un movimiento cauteloso que anticipaba un resultado decepcionante de una cumbre de líderes de la zona euro en Bruselas, y que servía para balancear los portafolios de inversión tras una sólida escalada en lo que va de junio.

La moneda cerró en 13.7026 a la compra y 13.7062 por dólar a la venta, con un descenso de 0.81% o 11.03 centavos, frente a los 13.5959 pesos del precio referencial del miércoles.

La cumbre de la Unión Europea mostraba a sus líderes más abiertamente divididos que en cualquier otro momento desde que comenzó la crisis de la zona euro, sin que la canciller alemana, Angela Merkel, muestre indicios de ceder en su negativa a respaldar la deuda de otros países.

"Con las noticias europeas (...), la falta de decisión, la falta de acuerdo, la falta de consenso sobre lo que se está manejando sea realmente realista o no le acaba pegando a las divisas riesgosas", comentó Gabriel Lozano, economista del grupo Santander.

El repliegue del peso ocurría un día después de escalar hasta sus mejores niveles en más de seis semanas.

El peso osciló entre 13.6114 y 13.7180 unidades por billete verde durante la sesión.

En su valor 24 horas, el peso se depreció 10.97 centavos a 13.7006/13.7026 por dólar, mientras que en su valor mismo día cerró, previamente, con una leve ganancia de 0.96 centavos a 13.6522/13.6542 por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operaba en 13.30 unidades por dólar a la compra y en 13.80 a la venta.

ros / con información de Reuters