El peso se depreció 0.77% y cerró en 14.8880 unidades por dólar equivalente a una baja de 11.35 centavos frente al dólar, según la información de Banco de México.

La moneda mexicana se depreció en medio de apuestas del mercado a que la Reserva Federal pudiera adelantar el aumento de sus tasas de interés, mientras los bonos de largo plazo sufrían un duro revés.

La caída del peso se dio tras la publicación de un dato sobre el empleo en Estados Unidos, que confirmó el saludable estado que experimenta la mayor economía mundial y principal socia comercial de México.

Especialistas ven que las secuelas de la publicación del reporte mensual de empleo de Estados Unidos y las noticias provenientes de Grecia, donde el nuevo gobierno mantiene negociaciones con la Unión Europea, serán factores para generar volatilidad en el tipo de cambio en los próximos días.

El economista de Santander, Rafael Camarena, estimó que el peso -que el viernes tocó un mínimo de 14.9575 unidades- operará la próxima semana en un rango de entre 14.70 y 14.90 por dólar.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono de referencia a 10 años subía 20 puntos base para ubicarse en 5.62%, mientras que el de 20 años sumaba 20 puntos a 6.14 por ciento.

con información de Reuters

frm