El peso se depreció al final del día 0.15% con valor de 13.1250 pesos por dólar respecto al cierre del día anterior que fue de 13.1045 pesos, con datos de Banco de México, siendo este su segundo día a la baja.

Tras un rally alcista de tres días el peso se ha visto presionado por el fortalecimiento del dólar frente a otras divisas, después de los resultados de solicitudes de empleo, que tuvieron un impacto positivo en la economía estadounidense.

Con los datos positivos y la inflación en México que fue de 3.97% para el 2013, aunque se haya encontrado dentro de las previsiones de Banco de México, presionan a la moneda mexicana ocasionando su descenso.

frm