El peso mexicano se depreciaba el lunes 0.34%, tras una nueva rebaja de la calificación crediticia de Grecia por parte de Standard & Poor's.

S&P redujo las calificaciones crediticias de Grecia en tres escalones y afirmó que es cada vez más probable que el país reestructure su deuda de una manera que la agencia calificadora considera una cesación de pagos.

La moneda local perdía 4 centavos, a 11.9050 pesos por dólar.

"Interés en el peso sigue habiendo, al menos en la tasa de interés, ha seguido la entrada de capitales extranjeros para los bonos, esto (la volatilidad) es cosa del entorno internacional", dijo Antonio Magaña, director de mercado de divisas del grupo financiero Interacciones.

La semana pasada, una combinación de aversión al riesgo y operaciones de cobertura de posiciones, previas al vencimiento este lunes de contratos de futuros en el mercado de derivados de Chicago, golpearon al peso y lo llevaron a mínimos no vistos desde el 31 de marzo.

"Estamos viendo niveles altos sobre 11.94 por dólar, allí habría que vender dólares, y esperar una baja el resto de la semana o para la siguiente semana, buscando niveles del 11.75 u 11.70", estimó Magaña.