La divisa mexicana se apreció el miércoles 0.55%, según el precio final del Banco de México, impulsado por una sólida cifra del sector de vivienda en Estados Unidos que alentó expectativas de recuperación del mayor socio comercial de México.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso ganó 7.10 centavos a 12.8240/12.8290 por dólar.

La moneda osciló entre 12.8035 y 12.9085 pesos por dólar.

Las ventas pendientes de casas usadas en Estados Unidos subieron 6.0% en abril, más de lo esperado por los analistas, mostró el miércoles un informe.

Según operadores, la cifra respaldó la visión constructiva que los inversionistas mantienen de los activos mexicanos y que se ha reflejado en el fuerte descenso visto en las tasas de los bonos locales de largo plazo en las últimas dos semanas, pese a la volatilidad de los mercados globales.

La persistente incertidumbre sobre la crisis de deuda en Europa y algunas dudas sobre el ritmo de crecimiento económico global han sido las claves del reciente deterioro del peso.

Sin embargo, y pese al temporal de aversión al riesgo, el tipo de cambio no llegó a sobrepasar la referencial barrera de las 13 unidades por dólar, lo que confirmaría la confianza de los inversionistas en la fortaleza de los fundamentos económicos de México.