La divisa mexicana finalizó con ganancias y se apreció el viernes 0.23%, según el precio final del Banco de México, ayudado por el repunte de los mercados accionarios tras un acuerdo para una histórica reforma de regulación financiera en Estados Unidos.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso retrocedió 2.90 centavos a 12.6555/12.6585 por dólar.

La moneda osciló entre 12.7227 y 12.6585 pesos por dólar.

Los legisladores de Estados Unidos acordaron el diseño de una histórica reforma de regulación financiera al amanecer del viernes, lo que impulsó al sector bancario en Wall Street.

"Lo que sí le dio impulso fue lo de la reforma, aún cuando el dato al consumidor haya salido bien no había terminado de animar a los inversionistas y lo de la reforma fue lo que sí le dio un impulso a los mercados", comentó Emilio Diez de Sollano, analista económico de la firma Prognosis.

La confianza del consumidor estadounidense llegó en junio a su mayor nivel desde enero del 2008, lo que ayudaría a impulsar el gasto. El índice Thomson Reuters/Universidad de Michigan sobre la confianza del consumidor subió a 76 desde una lectura de 73.6 en mayo.

Sin embargo, en su lectura final sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), el Departamento de Comercio dijo que la mayor economía del mundo se expandió a un ritmo anual de 2.7%, en lugar de 3.0% reportado en la estimación avanzada del mes pasado.

Las perspectivas sobre la economía de Estados Unidos tienen un fuerte peso en México, que envía alrededor de 80% de sus exportaciones a su vecino del norte.

La volatilidad de los mercados el viernes también era atribuida a la expectativa de los inversionistas en torno a la cumbre del G-20 este fin de semana.

En su valor 24 horas, el peso mexicano se apreció 2.90 centavos a 12.6535/12.6555 por dólar y en su valor mismo día cerró previamente con una ganancia de 1.30 centavos a 12.6980/12.7000 por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operaba en 12.43 por dólar a la compra y 12.83 por dólar a la venta.