La divisa mexicana se apreció el lunes 3.65%, su mayor avance intradiario desde el 4 de mayo del 2009, según el precio final del banco central, impulsado por el paquete de emergencia acordado por la Unión Europea para estabilizar al euro y luego de que los bancos centrales del bloque empezaran a comprar deuda local.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso avanzó 47.35 centavos, a 12.4940/12.4965 por dólar.

En una jornada de alta volatilidad, la moneda osciló entre 12.4960 y 12.5723 unidades por dólar.

El plan de ayuda por 1 billón de dólares, acordado por los ministros de Finanzas de la Unión Europea, los bancos centrales y el Fondo Monetario Internacional, fue el mayor desde que los líderes del Grupo de 20 decidieron medidas tras el colapso del banco Lehman Brothers en el 2008.

"Al final, de corto plazo, solucionas el problema, lo que me parece que no solucionas es el deterioro de la dinámica de endeudamiento de Grecia, un problema de solvencia que pareciera no haberse resuelto", dijo Alejandro Martínez, estratega de deuda y monedas de HSBC.

"La gente está tranquila, es mucho dinero, mucha liquidez, y al final de cuentas vamos a terminar con esa liquidez buscando dónde invertirse", agregó Martínez.

Pese al claro alivio que el rescate generaba en los mercados del mundo, especialistas planteaban más dudas respecto a la sostenibilidad de esta clase de medidas.

"Es un paquete de 1 billón de dólares que no es más que un rescate para bancos, básicamente de eso se trató, entonces alguien está haciendo algo mal, sin duda alguna los déficits y el nivel de endeudamiento son totalmente desproporcionados", dijo un operador de un banco extranjero.

En tanto, el euro se alejaba de sus máximos de la sesión frente al dólar, en un mercado aún preocupado y a la espera de ver cómo y cuándo se desembolsará la ayuda.

En su valor 24 horas, el peso ganó 47 centavos, a 12.4920/12.4940 por dólar, mientras que en su valor mismo día cerró, previamente, con un alza de 44.10 centavos, a 12.5218/12.5238 pesos por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operó en 12.20 para la compra y 12.70 por dólar para la venta.