El peso se apreció 0.05% al cierre de la la jornada de este viernes y operó estable, debido a la cautela de los inversionistas frente a la crítica situación de España y pese a un sólido dato sobre la confianza del consumidor en Estados Unidos.

La moneda cotizó en 12.8798 a la compra y 12.8828 a la venta por dólar, con un alza de 0.05%, frente a los 12.8898 pesos del precio referencial de Reuters del jueves.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, dijo que el plan del Banco Central Europeo para comprar bonos de países europeos estaba completamente listo para su uso, pero no quiso decir si España pedirá la ayuda o cuándo lo haría.

"Decir que estamos muy encerrados en rangos es una descripción adecuada (...), creo que el mercado está bastante indefinido acerca de varios aspectos, uno clave es qué cosa va hacer España", comentó Enrique Alvarez, jefe de análisis de IDEAGlobal en Nueva York.

En tanto, un reporte privado mostró que la confianza del consumidor estadounidense subió inesperadamente a inicios de octubre a su mejor nivel en cinco años, pero el efecto positivo sobre la moneda fue breve y limitado.

Rob