El peso se apreció este viernes tras anotar en la víspera su peor caída diaria en más de tres semanas, en una recuperación análoga a la que mostraban los índices accionarios de Wall Street y atento al fluctuante desempeño del euro.

La moneda cerró en 13.8249 a la compra y 13.8329 por dólar a la venta, con un avance de 0.57%, o 7.88 centavos, respecto a los 13.9117 pesos del precio referencial del jueves.

Las acciones estadounidenses repuntaban impulsadas por las ganancias de los títulos del sector bancario, que ayudaban al referencial índice S&P 500 a recuperarse desde su segundo peor declive del año.

En tanto, el euro cedía contra el dólar después del alza observada más temprano, cuando el Banco Central Europeo (BCE) dijo que aceptaría un rango de colaterales más amplio, incluyendo activos de menor calidad, en sus intentos por aliviar la tensión del sector bancario.

"En el peso, mientras no veamos un poco más el avance del mercado de afuera, creo que no vamos a tener todavía claridad (...), se ha comportado mejor que las demás (monedas emergentes), pero de todos modos sigue muy de la mano del euro", comentó Federico Flores, director de tesorería del grupo financiero Invex.

El peso mostró un mejor desempeño que pares emergentes como el rand sudafricano y el peso colombiano.

ros