El peso mexicano cerró con una apreciación el jueves de 1.48%, al precio final del banco central, ante expectativas de un pronto plan de ayuda para Grecia y luego de que la Reserva Federal de Estados Unidos reiteró su compromiso de tasas de interés bajas por un tiempo prolongado.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso avanzó 18.30 centavos a 12.1720/12.1740 por dólar.

Durante la jornada, la moneda osciló entre 12.1740 y 12.2873 unidades por dólar.

Grecia se alistaba el jueves a adoptar severas medidas adicionales de austeridad para asegurar una multimillonaria ayuda de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional, lo que aliviaba a los mercados financieros.

No obstante, las duras condiciones exigidas por el organismo multinacional despertaban amenazas de una batalla frontal de los sindicatos griegos.

Según operadores, la persistente tensión que rodea a la zona euro subraya el atractivo de la economía y la moneda mexicana.

"Es un reflejo de una menor aversión al riesgo (...) y confirma la idea de que las monedas que no están tan relacionadas con Grecia y los factores europeos son las que están recuperándose", opinó Daniela Blancas, estratega de divisas de Scotia Inverlat.

Asimismo, la decisión de la Fed el miércoles de mantener sin cambios su laxa política monetaria, así como su perspectiva positiva sobre la recuperación económica del mayor socio comercial de México, volvieron a poner sobre la mesa las ventajas de invertir en activos locales.

Operadores dijeron que las monedas latinoamericanas también veían incrementado su atractivo entre los inversores luego de que el Banco Central de Brasil decidió en la víspera subir en 75 puntos base su tasa de referencia, ampliando su rendimiento frente a otras divisas.

"Es el primer banco (central) en América Latina en empezar un ciclo de restricción monetaria y esto ha ayudado un poco a ver esta tendencia positiva (...) aunque México va tener un rezago con respecto a Brasil", agregó Blancas.

Muchos analistas prevén que el banco central mexicano esperará hasta los últimos meses del 2010 para subir su tasa de interés. No obstante, especialistas consideran que la decisión de Brasil alimenta la expectativa de más ajustes monetarios en las economías de América Latina.

En lo que va del año, el peso mexicano se ha fortalecido 6.0% frente al dólar.

En su valor 24 horas, el peso ganó 18 centavos, a 12.1700/12.1720 por dólar, mientras que en su valor mismo día cerró, previamente, con un alza de 17.10 centavos, a 12.2500/12.2520 pesos por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operó en 11.92 para la compra y 12.37 por dólar para la venta.