Luego de observarse cierta volatilidad en el mercado cambiario durante la semana pasada, el peso se fortaleció frente al dólar estadounidense, al presentar una apreciación de 0.75 por ciento.

En las operaciones del viernes, el tipo de cambio finalizó en 18.5440 pesos por dólar en operaciones interbancarias, con respecto al cierre de la jornada anterior (18.5585 pesos), resultó una ligera apreciación de 0.08%, una revaluación de 1.45 centavos.

A las 7 de la noche de ayer el tipo de cambio se encontraba en 18.5045 pesos por dólar, frente al cierre previo (18.5440 pesos), resultó una apreciación de 0.22 por ciento.

La recuperación de la moneda mexicana se debió básicamente al ánimo que existió entre los inversionistas, tras la decisión del equipo negociador de comercio de Estados Unidos de retirar la demanda de las reglas de origen del sector automotriz.

En la ronda cuatro de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se acordó que las importaciones de autos provenientes de México y Canadá tendrían que incluir 50% de partes estadounidenses; sin embargo a mediados de la semana pasada esa medida quedó eliminada.

Bajo ese contexto, el dólar canadiense se apreció 1.53% durante los últimos cinco días, para ubicarse en niveles de 1.290 dólares canadienses por dólar, siendo una de las divisas más revaluadas durante la semana previa.

petróleo ayuda

La paridad peso-dólar también reaccionó positivamente al repunte del precio internacional del petróleo, sobre todo en las negociaciones del viernes pasado, cuando el referencial de Estados Unidos, West Texas Intermediate (WTI) registró un avance de 2.46% para alcanzar una cotización de 65.88 dólares por barril.

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, destacó que aunque el peso mostró una ganancia durante la semana anterior, los riesgos de una depreciación podrían acentuarse en las próximas sesiones, debido a que el mercado permanece nervioso por una posible guerra comercial entre Estados Unidos y China.

La especialista adelantó que el tipo de cambio presentaría algunos movimientos volátiles, explicado por la demanda que habría de dólares por el fin de semana largo con motivo de la Semana Santa, con la perspectiva de alcanzar nuevamente un precio 18.70 pesos por dólar.

Por su parte, el analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, destacó que el peso mostraría algunos altibajos en las siguientes jornadas, con amplias posibilidades de debilitarse frente al dólar, aunque previsiblemente no superaría los 18.80 pesos por billete verde.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx