La divisa mexicana se apreció el lunes 0.86%, según el precio final del Banco de México, en una jornada en la que el apetito por el riesgo impulsaba a las monedas y acciones emergentes, y por un rebote técnico tras las fuertes ventas de la semana pasada.

A su valor referencial a 48 horas, el peso avanzó 11.30 centavos, a 12.9770/12.9820 por dólar.

La moneda osciló entre 12.9134 y 12.9830 pesos por dólar.

Los mercados del mundo avanzaron el martes tras menores preocupaciones por la situación financiera en Europa luego de una exitosa emisión de bonos españoles y comentarios del BCE sobre la salud de los bancos franceses.

El buen ánimo también fue respaldado por las buenas perspectivas del banco central de Australia para la economía global y luego de que el gigante Agricultural Bank of China completó la que podría ser la mayor oferta pública inicial de acciones en la historia.

"Tras un fin de semana sin sobresaltos (...) se considera un buen nivel para entrar en mercados emergentes y a México en particular, por todo el nivel de sobreventa que vimos en las últimas semanas y pues, por apetito a nivel global por tomar riesgo", comentó Ramsés Villela, jefe de cambios de Bulltick Capital Markets.

No obstante, la moneda mexicana se alejó de los máximos de la primera parte de la sesión en línea con un repliegue general de los mercados que siguen preocupados por la evolución económica de Estados Unidos, el principal socio comercial de México.

En la jornada, un reporte mostró que el sector servicios estadounidense creció en junio, pero su tasa de expansión se moderó más de lo esperado, alimentando temores a una recaída de la mayor economía del mundo.

SE RECUPERA CON CAUTELA

Tras un lunes con pocas operaciones debido al cierre de los mercados estadounidenses por el feriado del Día de la Independencia, los inversores retomaban apuestas por el peso mexicano luego de que la semana pasada redujeran sus posiciones por la cautela previa al fin de semana.

Los mercados de México se vieron alterados la semana pasada por la combinación de cifras poco alentadoras en Estados Unidos y el asesinato de un candidato a gobernador del mayor partido de oposición del país, sólo días antes de las elecciones del domingo pasado en más de una decena de estados.

"Pasaron las elecciones sin nada que pudiera cambiar el panorama de lo que está pasando en México", agregó Villela.

La moneda mexicana tocó en la víspera su peor nivel desde el 25 de mayo y se debilitó más de un 4.0 por ciento frente al dólar en las dos semanas previas.

En su valor 24 horas, el peso mexicano avanzó 11.30 centavos a 12.9750/12.9770 por dólar, mientras que en su valor mismo día ganó 14.40 centavos a 12.9265/12.9285 por billete verde.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operó en 12.75 por dólar a la compra y 13.15 por dólar a la venta.