El peso se apreció 15.36 centavos, por lo que forma su tercera jornada de ganancias, impulsado por las expectativas de los inversionistas de que los bancos centrales de Europa y Estados Unidos actuarán para poner freno a las turbulencia financieras e impulsar el crecimiento.

La moneda cotizó en 13.2569 a la compra y 13.2589 a la venta por dólar, con un avance de 1.15% o 15.36 centavos, frente a los 13.4125 pesos del precio referencial del jueves.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Francois Hollande, prometieron hacer todo lo que esté en su poder para proteger al euro tras analizar telefónicamente los últimos acontecimientos dentro de la crisis de deuda.

El mensaje de los líderes hizo eco de comentarios hechos en la víspera por el presidente del Banco Central Europeo, elevando la expectativa de cara al próximo anuncio de política monetaria de la entidad el jueves.

"Es toda la expectativa que ha creado el Banco Central Europeo (...) en consecuencia hay un mayor apetito al riesgo a la espera de algún anuncio", dijo Agustín Villarreal, director de mercado de dinero y cambios del grupo financiero Invex.

En tanto, la confirmación oficial de una desaceleración en el Producto Interno Bruto de Estados Unidos en el segundo trimestre reforzó la posibilidad de más estímulos por parte de la Reserva Federal.

Las ganancias de esta jornada volvían a ubicar al tipo de cambio por debajo de sus referenciales promedios móviles de 100 y 200 días, lo que dio la señal de una mayor apreciación en el corto plazo, que podría extenderse cerca del nivel psicológico de 13 unidades por dólar.

Rob