La divisa mexicana se aprecia el miércoles 0.38% y afianzaba las ganancias vistas desde el inicio de la sesión, tras la publicación de una cifra mejor de lo esperada del sector vivienda en Estados Unidos.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso avanzaba 4.85 centavos a 12.8515 pesos por dólar.

Las ventas pendientes de casas usadas en Estados Unidos subieron 6.0% en abril, más de lo esperado por los analistas, mostró el miércoles un informe.

"Diría que el mercado no le hizo mucho caso (al dato), pero esperaría que por el tipo de mercado que tenemos, ahorita, la probabilidad más alta es que el peso se aprecie", opinó Ramón Córdova, operador de la casa de bolsa Base en la ciudad norteña de Monterrey.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de Estados Unidos dijo que su índice de ventas pendientes de casas, basado en los contratos firmados en abril, subió a 110.9, un máximo desde octubre.

La persistente incertidumbre sobre la crisis de deuda en Europa y algunas dudas sobre el ritmo de crecimiento económico global han sido las claves del reciente deterioro del peso. Sin embargo, los inversores mantendrían confianza en el desempeño de la moneda en el mediano plazo.

Así, pese a la volatilidad de las últimas semanas, el tipo de cambio no se ha consolidado por encima de las 13 unidades por dólar.

"Llega un momento en que el que ya la posición de venta disminuye y en el caso del peso creo que la venta se ha anticipado un poco, por eso ya no pudo dormir arriba de 13 por dólar, el mercado pensó que ya ha sido demasiado", agregó Córdova.