La divisa mexicana cambiaba su tendencia el martes y se apreciaba 0.12% luego de que datos manufactureros de Estados Unidos atenuaban temores de una menor velocidad de crecimiento en China y riesgos crediticios en Europa.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso avanzaba 1.58 centavos, a 12.9142 por dólar.

El sector manufacturero estadounidense se expandió en mayo por décimo mes consecutivo aunque a un ritmo menor que en abril, mientras que el empleo en el sector subió ligeramente hasta alcanzar su mejor nivel en seis años, mostró el martes un informe.

"El mercado venía muy pesimista y estos datos en Estados Unidos ayudaron a frenar ese pesimismo más que a dar un impulso", dijo Mario Copca, analista de divisas de la casa de bolsa Vanguardia.

México destina más de 80% de sus exportaciones a Estados Unidos, la mayor parte de las cuales son productos finales e insumos para la industria de ese país.

Los datos de la mayor economía del mundo atenuaban parte de la preocupación de los inversores por una menor velocidad del crecimiento de China y latentes riesgos crediticios en Europa.

El Banco Central Europeo (BCE) advirtió el lunes que los bancos de la zona euro podrían enfrentar una ola de pérdidas crediticias, mientras que datos oficiales mostraron que el crecimiento manufacturero de China se desaceleró en mayo.

El índice dólar, que mide su evolución contra seis divisas referenciales, retrocedía 0.03 por ciento.