La divisa mexicana se apreciaba el miércoles 0.89%, impulsado por un mayor apetito por riesgo tras un reporte de sólidas exportaciones chinas, dato que devolvía esperanzas de una recuperación económica global.

A su nivel referencial a 48 horas, el peso avanzaba 11.50 centavos a 12.8050 pesos por dólar.

Las exportaciones de China crecieron cerca de 50% en mayo frente al mismo mes del año anterior, dijeron fuentes el miércoles, un dato que superó ampliamente las proyecciones de un alza del 32 por ciento.

La noticia ayudó a disminuir las preocupaciones por las implicaciones que traería la crisis de la deuda europea en la economía global, impulsando a los mercados externos, mientras el euro subía por una demanda de opciones y se mantenía por encima de un mínimo de cuatro años marcado recientemente frente al dólar.

"Hay mayor tranquilidad con el euro y las bolsas subiendo, que era lo que estaba presionando al peso", comentó un agente de cambios en la ciudad occidental de Guadalajara.

"Hoy todo está positivo, siento que, con menor volatilidad, la moneda buscará fortalecerse gradualmente rumbo al 12.80", agregó.

Los inversionistas también encontraron señales alentadoras en los comentarios del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, quien dijo el miércoles ante legisladores de Estados Unidos que la recuperación de la mayor economía del mundo parece estar en terreno firme.

A nivel local, el Banco de México dijo el miércoles que la inflación anual de México se desaceleró en mayo a 3.92%, su menor nivel en lo que va del 2010, reafirmando las expectativas de que la entidad no moverá por algún tiempo la tasa referencial, actualmente en 4.50 por ciento.

Los inversionistas están ahora a la espera de que la Reserva Federal estadounidense publique más tarde en la jornada su Libro Beige sobre la situación económica de los estados de ese país.