El peso se apreciaba este jueves tras un reporte que mostró que la inflación local se aceleró en enero más allá de lo esperado y moderó las crecientes expectativas de un recorte de la tasa clave, lo que mantendría intacto el rendimiento de la moneda.

El peso cotizaba en 12.6415 por dólar, con una apreciación de 0.49% o 6.23 centavos, frente a las 12.7038 unidades del precio referencial de la jornada anterior.

El índice de precios al consumidor de México subió 0.40% en enero y la inflación anual se ubicó en 3.25%, superando la expectativa de analistas.

"Es malo para la curva (de deuda), parte de las apuestas para corte de tasa se retirarán (...), los rendimientos están corrigiendo y ayudando a sustentar un rebote del peso", comentó Pedro Tuesta, economista de la consultora 4Cast en Washington.

Inversionistas incrementaron notoriamente sus apuestas por un recorte de la tasa clave desde el último comunicado del banco central de México del 18 de enero, que sorprendió al mercado al decir que podría bajar la tasa de referencia para impulsar la economía si la inflación seguía desacelerándose.

Esa perspectiva había presionado al peso y lo llevó a depreciarse alrededor de 1.70% en las siete jornadas posteriores al anuncio.

EGV