El peso cerró en 14.7745 unidades por dólar con una apreciación de 0.51% equivalente a una ganancia de 7.55 centavos frente al dólar, según la información de Banco de México.

La moneda de México mejoró su posición ante el dólar el jueves apoyada en un repunte de los precios internacionales del petróleo, en un clima de cautela ante la desafiante postura de Grecia frente a la zona euro y tras la publicación de datos mixtos sobre la economía de Estados Unidos.

El avance del peso mexicano fue de la mano de las principales monedas emergentes y de las de economías productoras de petróleo como la de Canadá.

Pese a la recuperación de esta jornada, expertos se mostraban muy cautos respecto al desempeño de la moneda, sobre todo de cara a la publicación del reporte mensual de empleo de Estados Unidos el viernes y al flujo de noticias de Grecia.

Los bonos, en cambio, retrocedían nuevamente debido a un ajuste de posiciones tras haber alcanzado la semana pasada sus mejores niveles desde mediados del 2013.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono de referencia a 10 años subía tres puntos base a 5.41 por ciento, mientras que el de 30 años subía 10 puntos a 6.18 por ciento.

con información de Reuters

mac