El peso se depreció 0.50% equivalente a una pérdida de 7.25 centavos frente al dólar, y cerró en 14.6650 pesos por dólar, según la información de Banco de México.

La moneda mexicana interrumpió una racha ganadora de cuatro sesiones que lo llevó a cerrar el viernes su mejor semana en 14 meses, mientras que los rendimientos de bonos de largo plazo operaban con un comportamiento mixto.

El peso cerró el viernes pasado con un avance semanal del 1.05%, el mayor desde la semana culminada el 15 de noviembre de 2013, cuando ganó 1.90 por ciento.

Especialistas dicen que además del desplome en los precios de crudo, no existen en los próximos días otros factores que puedan causar una nueva depreciación de la moneda local.

No obstante, se espera que el mercado cambiario enfrente un nuevo episodio de volatilidad mientras se acercan las elecciones en Grecia, programadas para el 25 de enero.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono de referencia a 10 años, uno de los más líquidos, subía un punto base a 5.64%, mientras que el de 20 años bajaba un punto a 6.20 por ciento.

?

con información de Reuters

frm