El peso se debilitó 1.16% frente al dólar y cerró en 14.5990 pesos por dólar equivalente a una pérdida de 16.80 centavos, según la información de Banco de México retrocediendo nuevamente frente al billete verde.

La moneda mexicana operó estable en la jornada pese a una recuperación en los mercados globales.

Los comentarios de la Fed aliviaron preocupaciones en torno a una abrupta salida de flujos de activos de mercados emergentes, como México, pero no lo suficiente como para frenar el retroceso frente al dólar.

En el mercado de deuda, los bonos de largo plazo también ganaban el jueves por segunda jornada consecutiva.

La tasa de referencia a 10 años bajaba nueve puntos base, a 5.97%, mientras que el rendimiento a 20 años descendía 15 puntos base, a 6.62 por ciento.

con información de Reuters

frm