El peso mexicano caía este jueves 0.69%, en una jornada dominada por la aversión al riesgo debido a datos y noticias desde Estados Unidos y Europa que sembraron incertidumbre sobre la recuperación de la economía global.

La moneda perdía 8.06 centavos, a 11.6894 por dólar. Más temprano, el peso llegó a tocar 11.7414 por dólar, su menor nivel desde el 19 de abril.

Datos débiles del empleo en Estados Unidos y un tono menos agresivo de lo esperado en el anuncio de política monetaria del Banco Central Europeo activaron una masiva búsqueda de refugio seguro, que impulsaba al dólar y al yen, y aceleró el proceso de ajuste que el peso mexicano inició esta semana, tras una fuerte carrera alcista.

"Las posiciones largas en pesos tienen que limpiarse. Una vez que eso se corrija, el peso puede regresar debajo de 11.60 por dólar, pero debajo de 11.50 va a ser más complicado, especialmente si los datos de Estados Unidos no mejoran", dijo Pedro Tuesta, economista para América Latina de la consultora 4Cast en Washington.