El peso registró una de sus peores semanas en lo que va de este año, al acumular una depreciación de 2.30% frente al dólar.

Lo anterior implicó una pérdida de valor de 45.90 centavos, tras pasar de 19.9145 pesos en que cotizó el 1 de junio a 20.3735 pesos del viernes pasado.

En la última jornada de la semana pasada, el peso se recuperó 0.77%, esto es, un avance de 15.75 centavos, frente a la sesión del jueves, cuando cotizó en 20.5310 pesos por billete verde, la mayor cotización desde el 7 febrero del 2017.

En el mercado electrónico, a las 6 de la tarde del domingo, la paridad peso-dólar cotizó en un precio de 20.3325 pesos, con respecto al cierre del viernes, lo que representó un avance de 0.23% de la moneda mexicana frente al dólar.

La debilidad que en la semana registró el peso estuvo relacionada básicamente con la incertidumbre sobre el futuro de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aunque se confirmó que las negociaciones del acuerdo se trasladarán hasta el 2019.

La depreciación del peso se acentuó luego de que Larry Kudlow, principal asesor económico de la Casa Blanca, confirmó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que prefiere negociar acuerdos bilaterales con México y Canadá.

Las pérdidas del peso también se dieron en un contexto de una menor preferencia por monedas de países emergentes, ante el aumento de la aversión al riesgo en los mercados financieros globales, que se reflejaron en fuertes caídas de las monedas de Brasil y Sudáfrica.

El real brasileño llegó a depreciarse hasta 5.32% (jueves), aunque, en el balance semanal la pérdida acumulada sólo fue de 1.62%, favorecido por la promesa del Banco Central de Brasil de intervenir. Por su parte, el rand sudafricano presentó una contracción de 2.98%, explicado básicamente por el deterioro de la expectativa de crecimiento económico en Sudáfrica.

Seguirán Cotizaciones por arriba de 20 pesos por dólar

El analista de económico sénior de CIBanco, James Salazar, pronosticó que el peso presentaría movimientos volátiles durante esta semana, con el pronóstico de que las cotizaciones continúen por arriba de los 20.0 pesos.

El especialista destacó que esta semana el peso se negocie en rango entre 20.15 pesos y 20.50 pesos por dólar.

El miércoles, el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal se reunirá para definir la política monetaria de Estados Unidos, donde se aumentan la tasa de interés en 25 puntos base, para ubicarse en 2 por ciento.

La directora de análisis económico de Banco Base, Gabriela Siller, dijo que luego de que los inversionistas le apostaron al peso durante casi 14 meses, en el mercado de futuros de Chicago, las posiciones especulativas a favor del peso el 15 de abril se ubicaban en 2,830 millones de dólares, y el peso cotizaba sobre las 18 unidades por dólar.

Casi dos meses después, al 5 de junio, las posiciones a favor del peso eran de apenas 273 millones, es decir, un retroceso de 90 por ciento.

La especialista mencionó que el incremento en la aversión al riesgo a nivel global obligó a los inversionistas a solicitar un mayor premio para invertir en el mercado mexicano, bajo este contexto, el riesgo país de México se ubicó en 226 puntos, un repunte de 12 puntos respecto a la semana anterior.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx