El peso registró su mayor avance frente al dólar desde el 18 de diciembre del año pasado, con una apreciación de 1.05% frente al dólar, equivalente a una ganancia de 15.45 centavos, y cerró en 14.59 unidades de acuerdo con la información de Banco de México.

La moneda avanzó en la jornada del jueves por expectativas de una mayor liquidez global luego de que el Banco Central Europeo (BCE) anunció que comprará bonos gubernamentales para inyectar dinero fresco a la débil economía de la zona euro.

La moneda mexicana cortó una racha de tres sesiones de caídas y los bonos locales de largo plazo resultaban atractivos para los inversionistas.

El peso había caído en la jornada previa a su nivel más bajo en dos semanas.

El panorama monetario también propiciaba ganancias en el mercado de bonos de largo plazo.

El rendimiento del bono de referencia a 10 años bajaba ocho puntos base para ubicarse en 5.38 por ciento, mientras que el de 20 años cedía 16 puntos en un 5.38 por ciento.

Ambos instrumentos operaban en sus niveles mínimos desde mediados del 2013.

con información de Reuters y AFP

frm