El peso sufrió su mayor caída desde el 8 de diciembre, y sembró algunas dudas sobre sus posibilidades de retomar con facilidad el curso ganador, que ha seguido durante el 2010.

La divisa mexicana se depreció 1.96% frente al dólar, en medio de una escalada global de aversión al riesgo por temores de que el rescate financiero de Grecia no baste, para evitar el contagio de una crisis fiscal en la zona euro.

En su nivel referencial a 48 horas, el peso retrocedió 24 centavos, a 12.4750/12.4800 unidades por dólar.

El peso estaba aguantando un poco más, hasta que se empezó a ver que esto es un conato de crisis global , dijo Gabriel Casillas, economista de JP Morgan.

El euro cayó por debajo de 1.30 dólares por primera vez desde abril del 2009, por una huida de inversionistas hacia el refugio del dólar.

El enfoque de mercado ha cambiado del alivio por el paquete de ayuda a Grecia, a preocupaciones de que no es suficiente y de que traerá liquidez, pero no solvencia , indicó Scotia Capital en un reporte.

El deterioro del euro ocurrió un día después de que sólidas cifras de la economía de EU reforzaron la expectativa de su recuperación, alentando las apuestas en favor del billete verde.

En lo que va del año el peso acumula una ganancia de 4.60% frente al dólar.

Si llega a terminar este episodio de volatilidad, el peso será una divisa con mucho potencial , agregó Casillas.

En bancos y casas de cambio, el peso operó en 12.21 para la compra y 12.66 pesos por dólar a la venta.