La moneda mexicana cerró la semana con un respiro importante, al apreciarse en 3.80% frente al dólar y ubicarse al concluir la sesión del viernes en 23.3250 unidades por billete verde, luego de caer durante cinco semanas consecutivas y de tocar hasta 25.46 unidades en el intradía.

A pesar de la ganancia de la última semana el peso mantiene una pérdida de su valor en lo que va del año de 23.50 por ciento.

En ventanillas bancarias el billete verde se vendió al público el viernes en 23.84 pesos en Banamex, en 23.65 en Banorte, en 23.76 en BBVA Bancomer y en 23.90 pesos en Inbursa.

El principal determinante de la apreciación del peso en la semana que terminó fue un debilitamiento del dólar estadounidense.

Economistas de Banco Base estiman que la moneda estadounidense se debilitó 4.36% durante la semana, siendo su mayor caída desde la semana del 27 de septiembre de 1985, cuando mostró una contracción de 5.21 por ciento.

El debilitamiento del dólar fue producto de una corrección ante la expectativa de que la mayoría de los gobiernos del mundo implementen políticas fiscales expansivas para mitigar los efectos económicos del coronavirus.

Asimismo, influyó en la corrección del dólar la aprobación en Estados Unidos del paquete de estímulos fiscales equivalente a 2.2 billones de dólares, enfocados en apoyar a empresas afectadas por la pandemia.