El peso comenzó la primera sesión del año con una depreciación del 0.47% y cerró en 14.8175 pesos por dólar, según la información de Banco de México, tras datos económicos en Europa y China.

La moneda mexicana, en tanto, se depreció de la mano de otras divisas emergentes ante una fortaleza global del dólar y luego de la publicación de débiles datos sobre el sector industrial en Europa y China.

Analistas dijeron que el tipo de cambio en la primera parte del año va a estar marcado por la volatilidad con tendencia a que se fortalezca el dólar, ya que está más cerca el momento en que la Reserva Federal empiece a subir sus tasas.

El peso cerró el año pasado con una depreciación acumulada de 12.66%, su peor desempeño desde la caída del 25.0% que anotó en 2008.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono de referencia a 10 años, uno de los más líquidos, subía un punto base para ubicarse en 5.84 por ciento.

con información de Reuters

frm