La moneda mexicana se depreciaba más temprano en línea con otras monedas emergentes luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planteó imponer nuevos aranceles a China, lo que reactivó temores de una guerra comercial entre las dos mayores economías mundiales.

El peso cotizaba en 18.2545 unidades por dólar con una pérdida de 0.27%, ó 4.95 centavos, frente a los 18.205 pesos por dólar del precio de referencia de Reuters de la sesión jueves.

Estrategas cambiarios sondeados por la agencia Reuters prevén que la fortaleza del peso difícilmente se mantendrá en los próximos meses a medida que Trump refuerza su postura proteccionista.

Los resultados, recopilados del 3 al 5 de abril, sugieren un cambio en la actitud de los economistas y operadores, que el mes pasado restaron importancia a la perspectiva de una guerra comercial global. Ahora parecen cada vez más temerosos de que México pueda quedar atrapado en el fuego cruzado entre Estados Unidos y China.

Estados Unidos y China se trenzaron en una serie de aranceles y represalias que han sacudido a los mercados financieros globales. El martes, Estados Unidos apuntó contra 1,300 productos de tecnología industrial, de transporte y medicina de China, causando una veloz respuesta desde Pekín. En marzo Trump elevó los aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

México y Canadá quedaron exentos de esas iniciativas, lo que favoreció un repunte de 5% del peso a un máximo de 7 meses. Pero, los encuestados del sondeo se mostraron escépticos sobre su mejora. El peso probablemente se debilitará un 2.2% hasta las 18.5 unidades por dólar en 12 meses, de acuerdo con la mediana de 18 estimaciones de analistas del mercado cambiario.

erp